Paneles solares para casas particulares: guía básica

Guía básica para instalar paneles solares en una casa particular

El primer paso para instalar paneles solares en casa es saber cómo funcionan y se instalan. Pero, ¿quién tiene 4 horas para leer información técnica?

Esta guía tiene todo lo básico y práctico que necesitas saber. En pocos minutos tendrás una idea bastante clara de qué tipos de paneles necesitas, cómo instalarlos, cómo cuidarlos, y así continuar tu proceso de decisión.

¿Te gustaría recibir esta guía en PDF?

Los 4 requisitos para instalar paneles solares en casa

Paneles solares para casas particulares

Sea para bajar su cuenta eléctrica, reducir su huella de carbono o tener independencia energética, muchas personas evaluando instalar placas solares en casa no saben por dónde empezar, o lo que necesitan para hacerlo.

Son cuatro los pasos para instalar paneles solares en casa y obtener el rendimiento deseado. Y son muy simples, ¡de hecho no tienes que hacer nada para el primero! Sigue leyendo para saber cuáles son.

Requisito 1: Ser cliente de una empresa distribuidora eléctrica

Lo primero es asegurarte que tu consumo está asociado a una distribuidora. Es decir, tener un número de cliente ligado a la empresa que distribuye la electricidad en tu sector.

Esto es necesario para realizar una instalación on grid, en la cual se consume la energía producida por los paneles solares durante sólo durante el día. En la noche, cuando tus paneles no estén generando energía debido a la ausencia de radiación solar, tu consumo se tomará directamente desde la red de distribución.

Requisito 2: Calcular tu consumo diario de energía

A continuación debes tener claro cuánta autonomía deseas alcanzar, porque de ello dependerá la cantidad de paneles solares que quieras instalar en tu hogar–a mayor autonomía, mayor cantidad de placas.

Para hacer este cálculo debes determinar tu consumo diario de energía.

Aquí debes incluir todo aquello que desees satisfacer con energía solar: consumo diario de electrodomésticos, iluminación, calefacción, aire acondicionado, etc.

O quizá solamente quieres una instalación fotovoltaica para satisfacer la demanda del aire acondicionado. Tú decides cuánta autonomía quieres tener.

Considera: a mayor autonomía, menor costo tendrá tu factura eléctrica a fin de mes.

Requisito 3: Determinar dónde ubicarás tus paneles solares y el espacio que necesitas

¿Cuánto espacio tienes para instalar paneles solares en casa? Debes tener en cuenta 2 detalles:

  • Debe ser lo suficientemente amplio para instalar la cantidad de paneles fotovoltaicos adecuada para la autonomía esperada.
  • Debe ser un área que NO vas a usar para otro fin.

Generalmente, los paneles solares fotovoltaicos se colocan en el techo o tejado de la casa. Otro lugares propicios para su instalación son postes, muros o incluso el suelo.

¿Cuánto espacio necesitas para instalar paneles solares? El típico panel mide 2 metros cuadrados. Un usuario promedio que desee generar 500 Kwh bimestrales de energía eléctrica necesita unos 6 paneles –12 metros cuadrados como mínimo.

Considera también la ubicación. Las placas solares deben tener una buena exposición al sol. Por ende el lugar elegido no debe tener árboles u objetos que produzcan sombras e impidan al sol irradiar uniformemente en los paneles.

Requisito 4: Calcular el potencial fotovoltaico de tu casa

La cantidad de sol recibida por tu casa es clave para conocer su potencial fotovoltaico.

Para calcular el potencial fotovoltaico de tu casa lo más recomendable es dar la ubicación exacta a un experto. Él o ella hará esa medición para ofrecerte el mejor plan según tus necesidades y requerimientos.

Los tipos de paneles solares más usados en casas particulares

Techo de casa particular con paneles solares fotovoltaicos

Si tu vivienda ya cumple con los 4 requisitos para instalar paneles solares residenciales, el siguiente paso es determinar qué tecnologías solares usar para tu proyecto.

Para ahorrarte tiempo de investigación en este blog te entregamos una breve descripción con las tecnologías solares más utilizadas en casas particulares.

Lo que diferencia una tecnología de otra es la forma en que generan electricidad o logran mejorar el rendimiento de un panel solar, ya sea por la cantidad u organización de las celdas en un panel (el típico panel solar tiene 36 celdas o más).

Tecnología multi busbar o multibarra

Consiste en unas barras metálicas que conducen electricidad, mejorando potencia y producción energética a partir de la luz.

Los fabricantes de paneles solares han ido incorporando cada vez más barras conductoras en sus módulos. En la actualidad, no es raro ver paneles con 4 o 5 barras. A mayor cantidad de barras, más capacidad tienen los paneles para captar la energía.

Paneles bifaciales

La popularidad de los módulos bifaciales ha crecido con el tiempo, mientras su costo de fabricación han bajado.

La principal característica de los paneles bifaciales es absorber luz por ambas caras. En condiciones ideales, producen entre 25 y 30% más de energía versus los paneles monofaciales.

Estos paneles son fabricados con dos láminas de vidrio, estas encapsulan las celdas o células solares (monocristalinas o policristalinas).

Expertos entrevistados por Revista Electricidad señalan que los paneles bifaciales permiten bajar costos.

De hecho, en Chile ya se están desarrollando proyectos de este tipo con fines investigativos. El objetivo es determinar su rendimiento y lograr precios en torno a 25 dólares por mwh.

Paneles dual glass o doble cristal

Los paneles dual glass o doble vidrio/cristal son muy parecidos a los bifaciales, pero no son iguales. La tecnología dual glass consiste en dos láminas de vidrio utilizadas para encerrar las celdas fotovoltaicas.

El cristal reemplaza la lámina plástica y resulta en un panel con mayor vida útil.

Los paneles dual glass no tienen marco, lo que hace su instalación más compleja respecto a otros módulos. Sin embargo, también tienen ciertas ventajas sobre todo en limpieza. Al no tener marco no atrapan tanto polvo y suciedad.

Paneles doble celda

También conocidos como paneles de celda dividida o half cell, esta tecnología divide un panel grande en dos más pequeños, cada uno con 50% de capacidad.

El objetivo es aumentar el rendimiento: reducen las pérdidas energéticas y aseguran una producción continua.

Otro punto a favor de la tecnología doble celda es que permite instalar la caja de conexiones en el centro del panel solar, mejorando la eficiencia de la instalación.

Paneles PERC

La tecnología PERC (Passivated Emited Rear Cell) consiste en instalar una o más capas de pasivación dieléctrica en la parte posterior del panel para aumentar la captación solar.

Además capta una mayor cantidad de electrones, vale decir, mayor generación de electricidad y potencia.

Células de silicio IBC

La tecnología más eficiente es la célula de silicio IBC (Interdigitated Back Contact) y la IBC N monocristalina.

Sin embargo, al ser la más confiable es también la más cara. Suele ser un dólar por W más cara respecto a tecnologías tradicionales. Se espera que con el paso del tiempo, los costos de producción disminuyan, aumentando su popularidad.

Ya estás listo para la instalación

Ahora ya tienes una idea básica del tipo de panel solar recomendado para tu proyecto residencial (no olvides consultar con un experto, pues hay otros factores para tomar esta decisión como la radiación solar recibida por tu vivienda), el próximo paso es la instalación.

Sistemas fotovoltaicos on-grid: ¿Qué son, cómo funcionan y qué necesitas para instalarlos?

Partes de un sistema fotovoltaico on grid

Existen varios tipos de sistemas fotovoltaicos o instalaciones solares para residencias particulares, según tus necesidades y requerimientos.

La más común es la instalación on grid. Esta se conecta directamente a la red de distribución del proveedor que abastece la zona donde se ubica tu casa o propiedad.

Las instalaciones on-grid las vemos en terrazas de edificios o casas particulares en las grandes ciudades. ¿Cómo funciona este tipo de instalación y cómo genera electricidad?

Los 6 elementos para entender un sistema fotovoltaico on-grid

Las 6 partes de un sistema solar on-grid

1. Paneles solares

Un kit de paneles solares se puede instalar casi en cualquier lugar de tu casa (por ejemplo, en el tejado, techo, en un poste, pared o incluso en el suelo), siempre y cuando el espacio sea lo suficientemente amplio y reciba suficiente luz para convertirla en electricidad.

2. Inversor

Se instalan independientemente en cada panel solar. Del tamaño de un calefón, su función es transformar la energía producida por los paneles solares transmitida en forma de corriente continua, en corriente alterna.

Gracias a este proceso, electrodomésticos y otros aparatos con corriente alterna pueden funcionar en sus niveles normales.

3. Tablero de distribución o Caja del interruptor

Después de instalar los paneles solares en tu vivienda, el siguiente paso consiste en montar el tablero de distribución. Un sistema de protección conformado por una serie de interruptores automáticos cuyo rol es proteger los circuitos.

Este tablero es muy similar al instalado en casas o departamentos.

4. Medidor de potencia

El medidor de potencia debe ser bidireccional. Este aparato mide la tarifa desde y hacia la red de distribución eléctrica. Estos detalles aparecerán reflejados en la factura eléctrica.

5. Servicio de utilidad

Se refiere a la red distribuidora eléctrica.

6. Cargas de consumo

Cualquier aparato eléctrico: televisores, refrigeradores, aire acondicionado, etc.

Las instalaciones fotovoltaicas on-grid son las más básicas en el amplio espectro de posibilidades que te ofrece la energía solar. Su costo de implementación es relativamente bajo y no requiere muchos materiales, solo los cuatro mencionados en los párrafos anteriores.

Funcionamiento de una instalación fotovoltaica on-grid

Como explicamos, un sistema fotovoltaico on-grid está conectado a la red de distribución eléctrica en tu zona. Esto, te puede llevar a tres casos:

CASO 1: Energía Solar Excesiva. En este caso, durante los días sin utilizar la electricidad generada por tu sistema fotovoltaico, esta será inyectada a la red eléctrica como excedente, y su valorización descontada de tus facturas.

Casa con energía solar excesiva, lo sobrante se inyecta a la red

CASO 2: Solar + Red Eléctrica. La instalación on grid cubrirá sólo parte del consumo, el resto se toma desde la red eléctrica.

Casa cuando energía solar cubre sólo parte del consumo, el resto viene desde la red eléctrica

CASO 3: Red Eléctrica en la Noche. Durante la noche los paneles no producirán energía, por lo cual el consumo vendrá desde la red de distribución eléctrica.

Casa con red eléctrica durante la noche

Esto significa que una instalación on-grid no almacena energía, por eso la necesidad de estar conectado a la red local.

Ejemplo de sistema fotovoltaico on-grid

Asumamos una instalación solar on-grid capaz de generar 80 kilowatts por hora (kWh), pero tu consumo eléctrico supera lo generado por los paneles solares, llegando a 120 kWh.

En este caso particular, esos 40 kWh extra provendrán desde la red de distribución local, y será ese consumo el que pagarás a la compañía eléctrica.

Así funciona un sistema solar fotovoltaico on-grid. Las celdas satisfacen tu demanda durante el día y, en la noche o si excedes la generación de tus paneles, dicho consumo vendrá desde la red de distribución eléctrica.

Esto te garantizará contar siempre con electricidad en tu casa.

Antes de pasar a la instalación

Ya tienes una idea básica sobre cómo funcionan los sistemas fotovoltaicos on-grid y qué necesitas para instalar uno en casa.

¡Pero no tan rápido! antes de pasar a la instalación, ¿sabes cómo calcular tu consumo diario de electricidad para determinar cuántos paneles solares necesitas instalar?

Cómo calcular tu consumo diario de electricidad para determinar cuántos paneles solares necesitas instalar

Calculando consumo diario de energía en una casa

Es una duda muy común cuando se evalúa instalar un sistema solar en casa. ¿Cuántos paneles necesito para cubrir mi demanda eléctrica?

La respuesta es la autonomía que necesitas. Es decir, debes tener claro el consumo diario de tu hogar para saber cuántos paneles solares debes instalar. En este artículo te explicamos cómo hacer ese cálculo.

En ese cálculo debes incluir todo aquello que desees satisfacer con energía solar: electrodomésticos, iluminación, calefacción y aire acondicionado, por ejemplo.

O quizá solamente quieres que tu instalación fotovoltaica satisfaga la demanda del aire acondicionado. Tú decides cuánta autonomía quieres tener.

¿Cómo calculo mi consumo diario de electricidad?

La mayoría de las personas no sabe cómo calcular su consumo diario de electricidad.

La buena noticia es que hay una fórmula muy sencilla para calcular el consumo promedio mensual de tus aparatos eléctricos: Consumo de watts de potencia x horas de uso mensual / 1000.

Ejemplos para calcular el consumo diario de electricidad

Como puedes ver, esta es una forma muy sencilla para medir el consumo aproximado mensual de tus aparatos eléctricos, para así saber cuántos paneles solares necesitarás instalar en tu casa.

Ahora debes aplicar esta misma fórmula con el resto de los electrodomésticos en tu casa. A continuación, te dejamos el consumo aproximado en watts por hora de algunos equipos electrónicos más comunes en cualquier hogar:

  • Internet: 20 watts potencia por hora x 720 horas al mes / 1000 = 14,4 kilowatts.
  • Plancha: 1200 watts potencia por hora x 3 horas al mes / 1000 = 3,6 kilowatts.
  • Lavadora y secadora: 8000 watts potencia por hora x 6 horas al mes / 1000 = 48 kilowatts.
  • Microondas: 1200 watts potencia por hora x 5 horas al mes / 1000 = 6 kilowatts.
  • 10 ampolletas led: 90 watts potencia por hora x 180 horas al mes / 1000 = 16,2 killowatts.

Ahora ya tenemos el cálculo del consumo promedio de todos los electrodomésticos en nuestra casa, lo siguiente es sumar todos esos valores en kilowatts. Esto nos daría como resultado un consumo de 355,2 kilowatts mensuales.

Dividido entre 30, da como resultado un consumo diario de 11,84 kilowatts.

Dicho esto, considera que una casa promedio tiene un consumo de 250 kilowatts mensuales,.

Para esto necesitas 6 paneles solares, por lo cual para satisfacer una demanda mensual de 355,2 kilowatts del ejemplo anterior, necesitaríamos aproximadamente 10 paneles, los cuales producirían 416 kilowatts en un mes.

Cómo instalar paneles solares paso a paso

Técnicos instaladores solares instalando paneles fotovoltaicos en el techo de una casa

La mayoría de las personas al instalar paneles solares en su casa contrata una empresa especializada.

La buena noticia: instalar paneles solares es más sencillo de lo que piensas. Solamente necesitas algunas herramientas y seguir unos sencillos pasos.

Sigue leyendo para saber cómo instalar módulos solares en tu hogar.

Paso 1: Elige el lugar de la instalación

Por lo general los módulos fotovoltaicos se colocan sobre el techo, pues aquí es donde reciben la mayor cantidad de luz solar. Sin embargo, puedes instalarlos prácticamente en cualquier lugar, como en un poste, la pared o incluso el piso. Lo importante en este caso es la ubicación: debe ser la adecuada.

Durante el día las placas solares necesitan recibir la mayor cantidad posible de luz para satisfacer la demanda energética de tu hogar. Procura ubicar tus paneles donde no tengan ningún obstáculo como árboles, postes o edificios bloqueando la luz.

Otro factor muy importante a tomar en cuenta es el tamaño del espacio.

Las placas más comerciales miden dos metros cuadrados. Si tu instalación tiene, por ejemplo, 6 paneles solares entonces necesitas al menos 12 metros cuadrados. Si son 8 módulos, el terreno debe tener 16 metros cuadrados.

Paso 2: Materiales y herramientas

Si tu instalación es on-grid (conectada a la red de distribución eléctrica local) necesitarás inversores, un tablero de distribución y un medidor bidireccional (aquí tienes más información sobre lo que necesitas para instalar un sistema on-grid en tu casa).

Para instalar los paneles también necesitas rieles y soportes de montura.

En cuanto a herramientas debes contar con un taladro, una llave de vaso, una batería, adhesivo de montaje y canaletas plásticas.

Paso 3: Proceso para montar los paneles solares

Teniendo todos los materiales a la mano, iniciamos el montaje. El primer paso será colocar los rieles en el techo de tu casa, con la ayuda de tornillos autoperforantes. Este material va a dar soporte a tus paneles e impedirá su movimiento. Para su instalación, puedes utilizar el taladro atornillador y la llave de vaso.

Posteriormente, coloca las pletinas de sujeción junto a las placas fotovoltaicas. Aquí te serviría una llave allen para apretar la pletina, así conseguirás que los paneles solares no se muevan cuando haya mucha brisa.

Existen distintos tipos de montajes y estructuras, dependiendo posición y el lugar dónde instalarás tus módulos fotovoltaicos. Dichas estructuras están hechas con acero y aluminio, materiales idóneos para aguantar por un período entre 25 a 30 años, y en condiciones climáticas que pueden ser muy diversas dependiendo de la ubicación geográfica, como nieve, lluvias o vientos muy fuertes.

Paso 4: Conectar los cables

El siguiente paso es conectar los cables a los paneles y llevarlos hasta el interior de la casa.

Luego tapa los cables con las canaletas, sirviéndote de la sierra de calar y una hoja para cortar el plástico.

En este punto también es recomendable utilizar un poco de cinta adhesiva de montaje en la parte inferior de las canaletas. Esto fijará mejor su posición.

Paso 5: Conexiones eléctricas

Con todos los materiales dispuestos en la parte exterior de tu casa, ahora vamos al interior para realizar las conexiones eléctricas que permitan el funcionamiento de tus paneles solares.

El primer paso es conectar el regulador con el cajón de conexiones, mismo donde vas a conectar los cables provienentes de los paneles solares.

Luego toca instalar el inversor de corriente. Su función es transformar la corriente continua generada por los paneles solares en corriente alterna, para alimentar tus electrodomésticos y otros aparatos. Con este aparato, lograrás convertir 12 voltios en 230.

A continuación, debes fijar los cables en los bornes de la batería y, posteriormente, a la toma de corriente de la casa para generar la energía que necesitas.

Estructuras de montaje para tus paneles solares

Ejemplo de 2 estructuras de montaje para placas solares

Lo primero a tener en cuenta es que no todas las superficies son iguales.

Algunas son planas y otras inclinadas. Además, las condiciones geográficas y climatológicas van a determinar qué tipo de estructura es necesaria para instalar los módulos fotovoltaicos, así como sus componentes.

Dichas estructuras están hechas con acero y aluminio, estos materiales aguantan entre 25 y 30 años en diversas condiciones climáticas como nieve, lluvias o vientos muy fuertes.

Estructura coplanar

panel solar con estructura coplanar

Se usa en techos inclinados y ofrece diferentes posibilidades de instalación, facilitando el montaje y la seguridad.

Las estructuras coplanares suelen ser las más económicas. Su montaje es rápido y relativamente fácil.

Otro punto a favor de las estructuras coplanares es que, al estar instalada en el tejado, disminuye el impacto visual.

El sistema coplanar utiliza diferentes tipos de soporte. Pueden ser colocados horizontal o verticalmente, dependiendo de la «geometría» de la instalación.

Estructura regulable

panel solar con estructura regulable

Las estructuras regulables son perfectas para las superficies planas, pues se regulan al grado de inclinación más idóneo para permitir a los paneles solares recibir la mayor cantidad posible de radiación solar, aún cuando dicha instalación se realiza sobre espacio plano.

Si necesitas que la instalación solar fotovoltaica genere autonomía solamente durante verano, entonces la inclinación será distinta.

Estructura individual

Hay muchas casas con techos planos. En esa situación, una estructura coplanar no es una alternativa adecuada. Se debe optar por otro tipo de montaje.

Aquí es donde se realiza una estructura individual, utilizada en aquellos escenarios donde se debe instalar una cantidad pequeña de paneles solares en posición horizontal.

Estructura con triángulo inclinado

panel solar sobre estructura con triángulo inclinado

La estructura con triángulo inclinado es una de las más utilizadas para la instalación de paneles solares.

Lo anterior se debe básicamente a su versatilidad. El triángulo inclinado se puede instalar sobre superficies planas, en terrazas o tejados.

El objetivo de la estructura triángulo inclinado es colocar los paneles solares en posición vertical y con una inclinación idónea para aprovechar al máximo la radiación solar.

Estructura para postes y muros

paneles solares en postes

Una de las más recientes novedades cuando nos referimos a estructuras para instalar paneles solares, son las utilizadas para colocar los módulos fotovoltaicos en postes o muros.

Son estructuras universales que aceptan cualquier marca de panel solar.

Este soporte es ideal para aquellos casos en que los módulos, por diversos motivos, no se puedan instalar en el techo, tejado o suelo. Además, su instalación es relativamente sencilla.

Para los postes, la único tarea es atornillar. Es ideal para espacios abiertos y su montaje es sencillo.

Su otra gran ventaja es poder orientar la estructura hacia la posición más idónea para aprovechar la luz del sol, y así producir la energía necesaria para abastecer tu hogar.

Las estructuras para postes y paredes permiten instalar hasta dos módulos de 170 a 260 watts, o tres de 100 a 140 watts.

Clima y ubicación geográfica

Tanto el clima como la ubicación geográfica de tu casa son dos elementos fundamentales a evaluar para determinar el tipo de estructura idóneo para instalar los módulos solares.

En cuanto al clima, es necesario considerar la velocidad del viento para saber cuántos soportes se van a utilizar. Además, si es una zona donde cae mucha nieve, su inclinación debe ser idónea para no acumularla sobre las celdas.

Respecto a la ubicación geográfica, la latitud del terreno permitirá conocer cuál es la inclinación adecuada para la estructura. Esto porque el sol no incide de igual manera en verano y otoño.

Por esto es necesario que la estructura tenga una inclinación favorable para la eficiencia de los paneles solares.

¿Cuál elegir? Paneles solares monocristalinos vs policristalinos: ventajas y desventajas

diferencia entre panel solar policristalino versus monocritalino

.

Lo primero a tener claro, es que la mayoría de los paneles solares comerciales están fabricados con silicio. Nueve de cada diez módulos están compuestos por este material.

Dentro de los paneles solares de silicio, podemos distinguir dos tipos: los monocristalinos y los policristalinos.

Paneles monocristalinos

Los paneles monocristalinos se caracterizan por su color oscuro, debido a su fabricación con silicio de alta pureza.

Ventajas

Este tipo de panel solar cuenta con las celdas fotovoltaicas más eficientes del mercado, alcanzando el 20%. Son ideales para ser instalados en lugares donde la exposición al sol no es muy alta. En cuanto a espacio, también son excelentes para ser usados en pequeñas áreas.

Se caracterizan además por tener un largo período de vida útil, llegando a los 50 años. Su garantía generalmente son 25 años por parte del fabricante.

Desventajas

Los paneles monocristalinos se caracterizan por su alto precio, ya que requieren mayor cantidad de silicio versus las placas policristalinas. Además, debido al tipo de corte que se realiza, los módulos monocristalinos generan mayores pérdidas de material.

¿Cuándo es recomendable utilizar paneles solares monocristalinos?

Este tipo de módulos son perfectos para ser instalados en zonas con un clima muy adverso, es decir, en ciudades y regiones donde llueve, hay tormentas y nieve, pues tienen un alto rendimiento aún cuando hay poca radiación solar.

Si en tu casa particular el espacio dispuesto para instalar paneles solares es reducido, entonces lo más recomendable es elegir paneles monocristalinos.

Esto, porque al tener un mejor rendimiento, se adaptan mejor a espacios pequeños en los que podrás instalar un número limitado de celdas.

Paneles policristalinos

Los paneles solares policristalinos tienen un color azul claro. Se utilizan desde hace casi 40 años, pues su fabricación data desde los años 80.

Para producir un panel solar policristalino, primero se funde silicio y luego se introduce en moldes para dar forma a las células.

Esta forma de producción permite utilizar una cantidad mucho menor de silicio en comparación a las celdas monocristalinas, evitando pérdidas materiales y permitiendo, a su vez, una producción con coste más bajo.

Ventajas

La principal ventaja que tienen los paneles solares policristalinos es su precio, siendo menor que los monocristalinos, y precisamente, gracias a su bajo coste, son excelentes para instalaciones a pequeña escala.

Una instalación solar fotovoltaica con paneles policristalinos sirve perfectamente para satisfacer la demanda energética de una casa particular, vivienda unifamiliar o un negocio pequeño.

También es importante destacar su fabricación, pues es más sencilla versus los paneles monocristalinos, lo que al final se traduce en un precio menor.

Desventajas

Sin embargo, su principal desventaja es su rendimiento inferior.

Las placas policristalinas o multicristalinas -como también se le conocen- tienen un rendimiento de 16%, cuatro puntos porcentuales menos en comparación a las células monocristalinas, debido principalmente a la menor cantidad de silicio utilizado para su fabricación.

Otra desventaja es su rendimiento en altas temperaturas. En este escenario, los paneles policristalinos funcionan peor que los monocristalinos. Además, el calor puede reducir su vida útil.

Por eso, al tener los paneles policristalinos un rendimiento menor a los monocristalinos, se requiere un espacio mayor para su instalación.

¿En qué situaciones se recomienda utilizar paneles solares policristalinos?

Si deseas invertir en una instalación solar fotovoltaica para tu casa, pero no cuentas con un presupuesto muy alto, los módulos policristalinos son la mejor alternativa. Son más baratos, aunque con un rendimiento menor.

Sin embargo, siendo una instalación residencial, las placas multicristalinas funcionan perfectamente para satisfacer toda la demanda energética que requieres.

Paneles solares monocristalinos vs. policristalinos ¿Cuál es mejor?

La respuesta correcta a esta pregunta es: depende de tus requerimientos.

Al final, ningún panel solar es mejor que otro. El mejor es aquel capaz de satisfacer tus exigencias con el mayor rendimiento posible y al menor costo.

Si deseas generar electricidad para satisfacer la demanda de tu casa, y vives en una ciudad con alta radiación solar, la mejor alternativa es una instalación fotovoltaica con placas policristalinas: son más económicas y bastan para satisfacer la demanda eléctrica de tu casa.

En cambio, si vives en lugares donde hay mucha lluvia, tormentas, días nublados y nieve, la mejor alternativa es elegir una instalación solar fotovoltaica con paneles monocristalinos.

Considerando que este tipo de placas son más eficientes en este tipo de escenarios, aunque su costo monetario es más alto. Además, son mejores para instalarlos en espacios más reducidos, debido a su mayor productividad.

Mantención de paneles solares paso a paso

Hombre limpiando paneles solares

Para generar electricidad al tope de su capacidad, tus paneles solares deben estar libres de polvo o suciedad acumulada.

Mantener los paneles no es complicado. De hecho tú como propietario puedes hacerlo. Sólo necesitas algunos elementos básicos de limpieza, como agua, jabón y un trapo.

En este artículo te contamos cómo hacerlo.

¿Cómo se limpia un panel solar?

El primer paso del proceso de limpieza es aclarar la placa. Para hacer esto, debes pasar un paño húmedo por cada uno de los paneles.

Otra forma de limpiarlos es con una esponja suave y una cantidad mínima de líquido lavavajillas. Si eliges este método, lo primero es mojar la suciedad en los paneles para hacerla más fácil de quitar. Luego pasas la esponja con el lavavajillas por cada uno de los módulos y enjuagas con abundante agua.

Este es el mantenimiento preventivo más básico para paneles solares.

Lo recomendable es limpiar tus paneles cada cuatro meses, pues al estar a la intemperie es normal que acumulen polvo y suciedad, reduciendo su capacidad de generación.

Condiciones meteorológicas: Un factor a tomar en cuenta

Por ejemplo, si donde vives cae mucha nieve, debes procurar eliminar el exceso de tus paneles solares.

También es importante revisar tus placas cada cierto tiempo para asegurarte que sobre ellos no hay ramas u hojas que eviten su correcto funcionamiento.

La lluvia es otro aspecto que influye en el mantenimiento de tus módulos, así como el viento excesivo.

No es recomendable usar detergentes para hacer el mantenimiento porque puede dañar la superficie de tus paneles solares. Tampoco es una buena idea limpiarlos en seco debido a que hay pequeñas superficies que pueden rayar las placas.

También es muy importante realizar una revisión de tus paneles y corroborar que no existen roturas u óxido. Verifica además que no haya deformaciones en ningún punto de las placas.

Lo cierto es que es muy poco probable que ocurran este tipo de averías, pero pueden pasar. Si esto llegase a ocurrir ponte en contacto con tu proveedor.

Mantenimiento de conexiones y baterías

No solo los paneles solares requieren mantenimiento periódico para asegurar su óptimo funcionamiento.

Todos los componentes de tu instalación solar fotovoltaica requieren de una revisión cada cierto tiempo.

En ese sentido, también es importante revisar las baterías y los bornes. Si están muy sucios, puedes limpiarlos por encima con un trapo, o incluso puedes hacer una mezcla con agua y bicarbonato de sodio.

Las baterías son igualmente importantes. Para asegurar su funcionando de la mejor manera, tienes que revisar el nivel de electrolitos. Si falta, llénalas con agua destilada hasta alcanzar el nivel recomendado.

Mantenimiento de los inversores

El inversor es uno de los componentes más importantes de cualquier sistema solar fotovoltaico, y su mantención es clave.

El mantenimiento de los inversores se hace exhaustivamente, con mucho cuidado y frecuencia.

Cada seis meses se limpian o cambian las esteras de los filtros de la entrada de aire. Además es necesario limpiar las rejillas. El resto de los componentes del inversor los puedes lavar una vez al año.

Los soportes

Los soportes están normalmente fabricados con aluminio, mientras que los tornillos están hechos de acero inoxidable. Esto evita daños por factores climáticos como la lluvia, la nieve o el viento excesivo.

Sin embargo, es necesario cada cierto tiempo revisar que la estructura se ha mantenido intacta ante la corrosión.

También pueden aparecer deformaciones o grietas. Verifica además que los tornillos están bien apretados, para no correr el riesgo de que la estructura o los paneles se suelten.

Mantenimiento correctivo

Además del mantenimiento preventivo, tus paneles solares pueden requerir una mantención correctiva para solucionar un problema inesperado, como fallas en los inversores, el sistema electrónico o averías en algunos componentes de tu instalación, por ejemplo.

De todos modos, más allá del mantenimiento preventivo que puedes hacer para asegurarte que tu instalación solar funcione al 100 por ciento de su capacidad, nunca es mala idea contactar al instalador para revisarlos al menos una vez al año.

También te recomendamos verificar la garantía de tu producto y ante cualquier falla te comuniques con la empresa correspondiente.

Costo del mantenimiento

Como puedes ver, el mantenimiento de tu instalación solar fotovoltaica es algo bastante sencillo, y en ese sentido el costo se reduce prácticamente a cero.

Ahora, si deseas hacer una revisión mucho más exhaustiva para asegurarte que tus paneles funcionan bien, lo mejor es contactar a la empresa proveedora del producto para conocer cuáles son sus valores por hacer una revisión técnica a tu estructura.

Simula tu potencial solar

Conoce de forma inmediata el valor, ahorro y retorno de inversión de tu próximo proyecto residencial.

COMIENZA AQUÍ